Ensaladilla de coliflor

Ensaladilla de coliflor

Aprovecho estos días para ir vaciando la despensa y el congelador (¿me repito? A lo mejor, sí. Perdón, es lo que estoy haciendo estos días). Y, tenía media coliflor cocida y congelada con la que he preparado esta ensaladilla. La coliflor es una verdura con la suficiente consistencia como para ser un buen sustituto de la patata.

La mayonesa es imprescindible si queremos preparar ensaladilla y el resto de los ingredientes los podemos improvisar, evitando algunos (el tomate, por ejemplo) porque estaríamos haciendo otro plato.

Ensaladilla de coliflor

Ensaladilla de coliflor

¿Qué he utilizado yo? Además de la coliflor, necesitamos 2 huevos cocidos picados, 2 latas de atún en aceite, un trozo de cebolla picada finamente, unas tiras de pimiento asado y unas cucharadas de mayonesa. ¿Casera?, en verano prefiero utilizar la preparada, pero eso va al gusto. Conociendo los riesgos cada uno que haga lo que prefiera.

Lista y directa al tupper es el picoteo ideal para tomar con una cervecita fresquita.

Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

Jugando con los sabores y texturas me he dejado llevar por esta receta que mezcla los dados de berenjenas fritas con el tomate fresco, la salsa de soja y el comino. ¿Qué os parece? Original y refrescante, para empezar. Sabrosa y divertida. Y, quizás, muy sencilla permitiendo que se le añadan aún más ingredientes que le aporten nuevos sabores.

Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

Para preparar esta ensalada hemos utilizado una berenjena, tomates cherry, cebolla morada y una vinagreta hecha con aceite de oliva, salsa de soja, vinagre de vino blanco y comino.

Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

En primer lugar, lavamos y secamos la berenjena. La cortamos en dados, salamos y freímos en aceite de oliva. Reservamos sobre papel absorvente para retirar el exceso de aceite. Continuamos lavando y picando los tomates y la cebolla. Mezclamos la berenjena, el tomate y la cebolla y le incorporamos la vinagreta.

Es una ensalada templada ideal como primer plato o como original guarnición de un plato de carne o pescado.

Pisto con patatas fritas

Pisto

No hay un plato que represente mejor a la huerta que el pisto, una de las comidas por excelencia del verano. Para hacerlo podemos elegir entre muchas versiones que nos permiten disfrutar de distintas texturas y sabores.

Pisto

Sin duda, la más sabrosa de las versiones es aquella en la que todas las verduras van fritas y, en el último momento, agregamos la salsa de tomate frito que nos sirve para ligar todos los ingredientes. Tiene una pega, es la más calórica. Y, también, es la que más trabajo exige en la cocina, sobre todo, si son muchos los comensales.

Alternativamente, podemos ir rehogando las verduras. Utilizamos menos aceite y el plato nos queda más ligero. Lavamos y picamos todas las verduras en dados. Empezamos salteando la cebolla y los pimientos verdes y rojos en aceite de oliva. Toque de sal. Posteriormente, le añadimos el calabacín y cuando pasen cinco minutos le añadimos las berenjenas. Dejamos que las verduras se cocinen hasta que tengan la textura que nos guste.

Pisto con patatas fritas

Para preparar la salsa de tomate puedes seguir esta receta. Y, justo antes de servirlo, freímos los dados de patatas.

En la presentación, puedes ver que añadí, al final, un pizca de pimienta negra y unas gotas de vinagre de Módena caramelizado.