Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

Jugando con los sabores y texturas me he dejado llevar por esta receta que mezcla los dados de berenjenas fritas con el tomate fresco, la salsa de soja y el comino. ¿Qué os parece? Original y refrescante, para empezar. Sabrosa y divertida. Y, quizás, muy sencilla permitiendo que se le añadan aún más ingredientes que le aporten nuevos sabores.

Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

Para preparar esta ensalada hemos utilizado una berenjena, tomates cherry, cebolla morada y una vinagreta hecha con aceite de oliva, salsa de soja, vinagre de vino blanco y comino.

Ensalada de berenjenas

Ensalada de berenjenas

En primer lugar, lavamos y secamos la berenjena. La cortamos en dados, salamos y freímos en aceite de oliva. Reservamos sobre papel absorvente para retirar el exceso de aceite. Continuamos lavando y picando los tomates y la cebolla. Mezclamos la berenjena, el tomate y la cebolla y le incorporamos la vinagreta.

Es una ensalada templada ideal como primer plato o como original guarnición de un plato de carne o pescado.

Pisto con patatas fritas

Pisto

No hay un plato que represente mejor a la huerta que el pisto, una de las comidas por excelencia del verano. Para hacerlo podemos elegir entre muchas versiones que nos permiten disfrutar de distintas texturas y sabores.

Pisto

Sin duda, la más sabrosa de las versiones es aquella en la que todas las verduras van fritas y, en el último momento, agregamos la salsa de tomate frito que nos sirve para ligar todos los ingredientes. Tiene una pega, es la más calórica. Y, también, es la que más trabajo exige en la cocina, sobre todo, si son muchos los comensales.

Alternativamente, podemos ir rehogando las verduras. Utilizamos menos aceite y el plato nos queda más ligero. Lavamos y picamos todas las verduras en dados. Empezamos salteando la cebolla y los pimientos verdes y rojos en aceite de oliva. Toque de sal. Posteriormente, le añadimos el calabacín y cuando pasen cinco minutos le añadimos las berenjenas. Dejamos que las verduras se cocinen hasta que tengan la textura que nos guste.

Pisto con patatas fritas

Para preparar la salsa de tomate puedes seguir esta receta. Y, justo antes de servirlo, freímos los dados de patatas.

En la presentación, puedes ver que añadí, al final, un pizca de pimienta negra y unas gotas de vinagre de Módena caramelizado.

Alitas de pollo fritas

Alitas de pollo fritas

Las alitas de pollo fritas es un plato sabroso que tiene muchos fans. Las he preparado dándoles es un toque diferente y aunque exige una preparación más larga con un poco de previsión podemos poner en la mesa unas alitas más crujientes y jugosas.

Alitas de pollo fritas

Alitas de pollo fritas

En primer lugar, van marinadas con salsa de soja, miel y limón. Para 1 kg. de alitas de pollo, necesitas 100 ml. de salsa de soja, 2 cucharadas de miel y el zumo de 1 limón. Después de limpiar bien las alitas, quitarles las plumas y partirlas en trozos, las cubrimos con el marinado. Lo conservaremos así durante un par de horas. No utilizo sal cuando le pongo salsa de soja a los alimentos, me parece que ya le aporte suficiente la salsa.

Alitas de pollo fritas

Alitas de pollo fritas

Cuando nos las vayamos a comer, escurrimos las piezas, las pasamos por harina y las freímos. Colocamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Posteriormente, pasamos por sésamo tostado, para darles el acabado final.