Mermelada de pomelo y miel


Esta bitácora personal es bastante anárquica, como el cuaderno en el que haces anotaciones sobre la lista de la compra, la llamada de teléfono que tienes que hacer o la noticia que has leído en algún website. El problema surge cuando quieres buscar algo ¿dónde estaba anotado? ¿en el cuaderno troquelado? ¿en la libretita que te regalaron en una boda? ¿en la mini-agenda? E intento poner orden pero me puede la anarquía. Cuando se me pasa la necesidad de orden, pienso: me gusta que sea así.

Esta semana he tenido un ataque de orden, lo podéis ver en la columna de la derecha, en el apartado “Recetas fáciles para aprender a cocinar”. Allí destaco alguna de las categorías donde tengo agrupadas mis entradas. Y una nueva “Platos de siempre“. Aquí están las recetas de las comidas más tradicionales que voy preparando. Es un enlace para los que necesitan las recetas básicas: de gazpacho, pollo al horno o palmeritas de hojaldre. Espero que resulte útil.

La receta de hoy va directa a otra de mis categorías preferidas “En mi despensa“. Se trata de una mermelada de pomelo que lleva miel, esta le da un sabor excepcional y contrarresta el sabor ácido del pomelo.

P1040831

Ingredientes:

- 600 gramos de pulpa de pomelo
– Ralladura de un pomelo
– 200 gramos de azúcar
– 200 gramos de miel

Modo de realización:

1. Lavamos bien un pomelo. Obtenemos su ralladura y reservamos.
2. Pelamos los pomelos y los descamisamos, para quitarle toda la parte blanca.
3. Colocamos, en una olla, la pulpa del pomelo con el azúcar, y dejamos macerar durante dos horas.
4. Pasados este tiempo, añadimos la ralladura y la miel.
5. Removemos bien y llevamos al fuego. Dejamos cocer, a fuego medio, unos 10 minutos.
6. Después bajamos el fuego y cocemos unos 20 minutos más. Habrá que remover con frecuencia.

Nuestra mermelada está lista para envasarla. En el proceso de enfriado espesará bastante así que no pienses que porque esté liquida aún no se ha terminado de hacer. Además si sigues cociéndola, se oscurecerá y perderá el color del pomelo.

Debes envasarla en caliente, cuando está recién hecha. Utiliza frascos estirilizados, tápalos bien y déjalos boca abajo hasta que se enfríen. Esto ayudará a que se haga el vacío.

Te ha gustado mi receta ¡Compártela!

También puedes probar:
Mermelada de limón
Mermelada de membrillo y mermelada de calabaza

About these ads

10 comentarios en “Mermelada de pomelo y miel

  1. Pues me ha gustado tu ataque de orden, la verdad es que así se ve más accesible todo reina.
    Ahora lo que más me ha gustado es tu mermelada, jamás la he probado de pomelo, y se ve con una textura que inventa hacerla.

    Me gusta

  2. Esta mermelada tiene que estar deliciosa. Me ha encantado lo de “descamisar” los pomelos.
    Por cierto, nosotros también tenemos un millón de cuadernos y libretas para apuntar cosas que luego no recordamos dónde hemos apuntado ^_^
    Un beso.

    Me gusta

  3. No soy yo mucho de mermeladas,pero el pomelo me encanta,su sabor y su aroma,por lo que me gusta la receta…besitos

    Me gusta

¿Qué te ha parecido este plato? Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s