Ensalada de pimientos asados y cebolla caramelizada


Este es un plato para tomar bien frío, ya sea como guarnición o bien como un entrante acompañado de otros ingredientes: atún en aceite, huevo, sardinas.

A la clásica pimentada hecha con pimientos asados en el horno, tan típica del verano andaluz, se le une el sabor dulce de la cebolla caramelizada. Queda un plato más suave que si se le añade la cebolla cruda y que sorprende por su textura melosa.

Lo ideal es prepararlo el día anterior para que dé tiempo a que se enfríe y, utilizando bien la bandeja del horno, si nos sobra ensalada se puede conservar al vacío y consumir en los meses siguientes.

Para realizarlo vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

– 1,5 Kg. de pimientos rojos y verdes para asar
– 2 cebollas
– Aceite y sal.

Lavamos y secamos bien los pimientos y los colocamos enteros en la bandeja del horno. Regamos con un poco de aceite los pimientos y los introducimos en el horno precalentado a 200º grados durante una hora.

Una vez que los pimientos están asados y se han templado un poco, lo suficiente para poder quitarles la piel, los vamos pelando. Para ello, en primer lugar, partimos cada pimiento por la mitad reservando el jugo que tienen en su interior en un bol. A continuación, los limpiamos de las pepitas y posteriormente le quitamos la piel. Se pelan mucho mejor calientes que fríos por lo que no se puede dejar pasar mucho tiempo antes de hacerlo. Por último, cortamos el pimiento en tiras transversales, de un tamaño mediano para que se puedan comer cómodamente.

El siguiente paso es caramelizar las cebollas. Para ello las cortamos en juliana y las vamos rehogando a fuego muy lento con un poco de aceite y sal en una sartén. Vamos removiendo cada cierto tiempo para que se vayan haciendo por todos los lados. Cuando hayan cocido durante unos veinte minutos, le vamos añadiendo, en pequeñas cantidades, el jugo que tenemos reservado de los pimientos, los ligamos con la cebolla y dejamos que se consuma. Repetimos esta operación dos o tres veces.

Por último, añadimos los pimientos a la sartén, salamos al gusto y mezclamos bien con la cebolla. A continuación, incorporamos todo el jugo que nos quede de los pimientos y dejamos que se consuma lentamente. Apartar del fuego y dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Transcurridos un par de horas introducir en el frigorífico para que se enfríen bien. Y ya están listos para comer, cada uno los puede utilizar como prefiera.

Esta vez nosotros la tomamos acompañada de huevos y langostinos como un primer plato muy sano, vistoso y veraniego.

4 Respuestas a “Ensalada de pimientos asados y cebolla caramelizada

  1. Pingback: Para picar: mermelada de pimientos verdes | Azafrán y Pimentón

  2. Pingback: Huevos escoceses con salsa de tomate y zanahoria | Azafrán y Pimentón

  3. Pingback: Las 10 recetas más vistas en 2012 « Azafrán y Pimentón

  4. Pingback: Crema de pimientos asados y albahaca « azafranypimenton

¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s