Aliño de Brócoli


Esta sencilla ensalada hecha con brocoli y cazón no tiene más explicación que consumir aquellos ingredientes que hay en el frigorífico. La coliflor ya empezaba a amarillear y me apetecía tomarla fresquita. Así que después de abrir y cerrar varias la nevera surgió esta combinación que me ha parecido todo un descubrimiento.

¿Por qué “aliño”? Al aliñarla, generosamente con aceite de oliva, me recordó al aliño de papas, al aliño de pulpo o de huevas tan común en los bares de Sevilla y que son un homenaje gastronómico al aceite de oliva. Sea cuales fueren los ingredientes que lleve el aliño siempre crecen si están regados generosamente con aceite de oliva. La acidez depende del gusto de cada uno. En este caso, para mi gusto, como la receta lleva ajo, le viene bien que el aceite sea suave.

Ingredientes:

(Para cuatro personas aproximadamente).

– 1/2 Kg. de cazón en tacos.

– Un manojo de brócoli, no es necesario que sea muy grande.

– Dos dientes de ajos

– Aceite de oliva

– Sal

Trocear el brócoli, separando cada uno de los ramitos y eliminando los tallos más grandes, dejando únicamente los más tiernos. Cocer en agua con sal durante unos siete minutos. Hay que evitar que estén demasiado tiernos y se vayan a convertir en puré ya que vamos a hacer una ensalada. Escurrir y reservar mientras se va templando.

Por otra parte, ponemos agua con sal a hervir. Introducimos los trozos de cazón cuando el agua llegue a la ebullición. Basta que cuezan durante tres minutos, lo justo para que el interior no se quede crudo. Escurrir y reservar para que se vaya atemperando.

Mientras tanto, picamos los dientes de ajo muy finamente. Podemos usar la picadora para que los trozos sean suficientemente pequeños y se repartan bien por toda la ensalada.

Cuando los ingredientes hayan perdido el calor, los mezclamos, añadimos el ajo y regamos generosamente con aceite de oliva.¡¡¡Muy, muy importante ser generosos con el aceite, en este caso es el 90% del plato!!!. Por último, probar y corregir la sal si falta. Introducir en el frigorífico para consumirlo muy frío.

Este plato se puede incluso consumir al día siguiente ya que el brócoli, a diferencia de otras verduras, no se estropea una vez aliñada.

Manías personales: Me gusta que, en las ensaladas, el tamaño de los alimentos sea el adecuado para que no haga falta cortarlo al comerlo. Por esto, después de cocer tanto el brócoli como el cazón, he vuelto a partirlos en trozos más pequeños.

2 Respuestas a “Aliño de Brócoli

  1. Pingback: #Operación bikini | Azafrán y Pimentón

  2. Me encanta tu blog Rosa!!!

    Me gusta

¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s