Empanadillas de calabaza y queso


5ª edición de la cena gamberra. Sin duda, si hemos llegado a la quinta es porque nos divertimos haciendo aquello que nos gusta, charlar en torno a una mesa mientras hacemos y decimos payasadas.

La cena gamberra cierra oficialmente las celebraciones navideñas y se convoca el fin de semana posterior al día de Reyes, es decir, esta noche. Así que nos vemos con las ojeras de una semana en la que no nos ha gustado nada trabajar. El motivo intercambiar unos regalos entre amigos.

La cena es una auténtica gamberrada porque los regalos sirven para lanzar indirectas y poner en un aprieto al regalado. Una camiseta que sugiere que ya es hora de casarse, fotomontajes o juguetes sexuales son algunos de los ejemplos. Miedo me da este año si alguien ha decidido visitar un sex-shop bajo la sombría influencia de Grey (menudo bodrio, por cierto. ¡Qué empeño ponemos en alzar a quien no aporta nada!).

Estas empanadillas recién salidas del horno son mi contribución a la cena. Os las enseño en exclusiva, justo antes de que sean degustadas. Yo las he probado ya y me han gustado mucho. Están hechas utilizando la mermelada de calabaza que os enseñe hace algunas semanas.

P1040742

Ingredientes:

– 20 obleas para empanadillas
– 100 gr. de mermelada de calabaza (para elaborar la mermelada de calabaza, puedes encontrar una receta aquí.
– 100 gr. de queso azul
– 100 gr. de queso crema
– 50 gr. de nueces

P1040744

Modo de preparación:

1. En un bol colocamos los dos tipos de queso y los mezclamos bien. A continuación, agregamos la mermelada y las nueces y hacemos una masa uniforme con todos los ingredientes.

2. Colocamos en una mitad de las empanadillas una cucharadita de la mezcla que hemos obtenido.

3. Plegamos las obleas sobre ellas mismas y cerramos bien presionando los bordes con un tenedor. En realidad, podemos darle la forma que queramos, siempre que cerremos bien para que no se salga el contenido.

4. Precalentamos el horno a 180ºC. Disponemos las empanadillas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado, separando cada una de ellas unos centímetros.

5. Llevamos la bandeja al horno y cocemos unos 15-20 minutos hasta veamos que las empanadillas están ligeramente doradas.

6. Al sacarlas del horno, las colocamos en una rejilla para evitar que se humedezcan al enfriarse en contacto con el papel.

7. Si ves que se han hecho por la base y que por encima están crudas puedes encender un par de minutos el gratinador, teniendo mucho cuidado para que no se queden. Muchisimo cuidado, lo digo por experiencia.

Si te gusta puedes pintar las empanadillas con un huevo batido y de esta manera quedarán más tostadas y con un color más bonito. Yo las prefiero así.

Si siempre has comido las empanadillas fritas te animo a que las pruebes en el horno, tienen menos calorías y están igualmente buenas.

Y si te gusta esta receta, compártela.

14 Respuestas a “Empanadillas de calabaza y queso

  1. Pingback: 2013: Un año en comidas | Azafrán y Pimentón

  2. Pingback: 6 Recetas con Calabaza | Azafrán y Pimentón

  3. Hola: La receta es original y tiene pinta de sabrosísima. Me ha encantado, pero yo os recomiendo el queso crema de Quescrem… no tiene comparación de lo bueno que está. Lo puedes ver en http://www.quescrem.es

    Me gusta

  4. Seguro que han tenido muchísimo éxito…
    Me gusta como las has preparado al horno.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s