Tarta de queso y membrillo


Esta tarta es para felicitar a Verónica del blog “Cocinando para mis cachorritos” y a Isabel del blog “Cocina con Reina” ambas están de cumpleblog y, estoy segura de que hoy van a tener un montón de tartas para celebrarlo y compartirlas con todos nosotros.

Para mi, ha sido un auténtico reto trabajar esta masa quebrada dulce. Para hacerla he tomado como referencia la receta de Robuchon y seguido sus consejos (no coinciden con lo que he leído en muchos blogs). Se trata de una masa arenosa con poca cantidad de azúcar y que lleva almendras. Está deliciosa.

Robuchon propone trabajar con ingredientes a temperatura ambiente, tanto la mantequilla, como el huevo y el agua. En muchos blog defienden que tienen que estar muy fríos. La semana que viene os daré mi opinión personal, porque tengo pensado hacer otra tarta y esta vez con los ingredientes bien fríos. Luego ya me quedo con la que más me guste.

La idea de la tarta la vi en “La cocina de Fabrisa” aunque está adaptada, la original la tenéis que ver en su blog.

Es totalmente casera, pero se puede hacer la versión “express”, te la cuento al final.

P1040768

Número de personas: Para 5 personas.

Ingredientes:

Para la masa quebrada:

– 200 gr. de harina de repostería
– 160 gr. de mantequilla
– 2 yemas de huevo
– 40 gr. de almendras molidas
– 1 cucharadita de azúcar vainillada
– 3 cucharadas de agua tibia
– 1 pizca de sal.

Para el relleno:

– 100 gr. de queso quark
– 100 gr. de queso en crema blanco.
– 200 gr. de mermelada de membrillo

Modo de preparación:

Preparación de la masa quebrada:

1. Sacamos la mantequilla del frigorífico con 15 minutos de antelación y la cortamos en trozos.
2. Tamizamos la harina en un bol amplio en el que podamos trabajar comodamente.
3. Añadimos la almendra molida y mezclamos.
4. Abrimos un pequeño agujero en el centro de la harina y añadimos la sal, la mantequilla y las yemas de huevo.
5. Con la punta de los dedos vamos mezclando los ingredientes y amasándolos.
6. Añadimos las 3 cucharadas de agua tibia, incorporando poco a poco toda la harina. El amasado debe hacerse con rapidez para evitar que la masa adquiera elasticidad.
7. Separamos la masa en 4 partes, formando bolas con cada una de ellas. Las aplastamos una a una en la palma de la mano. Juntamos las 4 bolas sin amasarlas, las envolvemos en papel film y las guardamos en el frigorífico durante una hora.
8. Para estirar la masa, la colocamos entre dos láminas de papel de hornear. Estiramos la masa pasando el rodillo por encima del papel, intentando hacer un círculo de un diámetro al menos igual o superior al molde de la tarta más la altura de las paredes.
9. Retiramos con cuidado uno de los papeles. Para cortar el círculo nos podemos ayudar de un plato del tamaño adecuado. Lo colocamos boca abajo sobre la masa estirada y cortamos con la punta de un cuchillo alrededor del plato. Guarda los recortes de masa, los utilizaremos después para decorar la tarta.
10. He utilizado un molde de silicona, en este caso no es necesario engrasarlo. Si utilizas un molde de cristal o metálico, unta un poco de mantequilla cubriendo todo el molde y espolvoréalo con harina, repartiéndola uniformemente por todo el molde.
11. Vuelca la masa sobre el molde, con la ayuda del papel sobre el que está apoyada. A medida que retiras el papel, ve presionando para que la masa se vaya ajustando al molde. Presiona bien sobre las paredes y el fondo. Pincha con un tenedor para eliminar las bolsas de aire.
12. Dejamos reposar la masa en el frigorífico al menos 30 minutos.
13. Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos un círculo de papel de cocina similar al fondo del molde o ligeramente superior.
14. Colocamos el círculo de papel sobre la masa y cubrimos con garbanzos o judías, a modo de pesas, así evitamos que la masa se levante. Estas legumbres estarán tostadas al sacarlas del horno. No las puedes cocinar, puedes reutilizarlas para la próxima masa que prepares.
15. Introducimos en el horno durante 20 minutos.

Preparación de la tarta:

1. Mezclamos el queso quark y el queso crema blanco
2. Vertemos la mezcla sobre la masa cocida.
3. A continuación, añadimos la mermelada de membrillo. Yo he utilizado una mermelada de membrillo casera, te dejo la receta AQUÍ.
4. Estiramos los recortes de masa y cortamos unas tiras largas. Hacemos un enrejado con las tiras sobre el relleno de la tarta.
5. Llevamos de nuevo al horno, precalentado 180ºC, durante 15 minutos más.
6. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre un rejilla. Cuando esté fría desmoldamos.

Uf, qué entrada más larga ¿Quieres la versión expres?

Si compras la masa quebrada preparada y el dulce de membrillo ya hecho, ahorras bastante tiempo. También puedes sustituir el membrillo por cualquier tipo de mermelada, tu preferida.

¡¡¡Muchas felicidades chicas!!!

¿Te ha gustado esta receta? Pues pruébala y compártela.

13 Respuestas a “Tarta de queso y membrillo

  1. Pingback: Streuselkuchen de manzana | Azafrán y Pimentón

  2. Almendra, queso, membrillo… solo con parte de los ingredientes ya apetece probarla, así que terminando de leerlos todos y con esas imágenes imposible resistirse.

    Me gusta

  3. Pingback: Mini Pumpkin Pie « Azafrán y Pimentón

¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s