Archivo de la categoría: Bebidas

Limonada

Parece que en verano, con el calor, el agua no es suficiente para quitar la sed. Al menos a mi me ocurre así, aunque algunos amigos me miran con cara de asombro y me dicen que lo mejor para el calor es el agua.

Creo que la cuestión está en que soy una persona de tensión baja y que el calor me deja para el arrastre así que necesito algo más que agua para recuperarme de la paliza que me da un «relajado» paseo a más de 35ºC.

Bebo zumos, té helado, refrescos y toda una batería de bebidas que durante el resto del año no visitan mi casa. Este año me he propuesto hacerlos caseros. Y por eso preparé esta refrescante limonada.

Número de personas: Para 1,5 litros de limonada. Unos 6 vasos.

Ingredientes:

– 2 limones y 1 más para decorar

– 75 gr. de azúcar

– Gaseosa (opcional)

– Agua

Preparación de la limonada: Exprimimos el zumo de los 2 limones. En una jarra, ponemos el zumo de limón, el azúcar y completamos con agua fría hasta 4/5 de su capacidad (aproximadamente de 1,5 litros). Removemos bien para diluir el azúcar. Probamos su sabor, corregimos el azúcar según nuestro gusto, aunque no hay que pasarse mucho, que son calorías extra.

Partimos en rodajas finas un limón y  lo introducimos en la jarra.

Justo antes de servir completamos la capacidad de la jarra con cubitos de hielo.

Si quieres darle un toque diferente a esta limonada, cuando te sirvas un vaso añade un poco de gaseosa. En este caso, puedes hacer la limonada con menos azúcar, ya que la gaseosa lo convertirá en un refresco más dulce.

Sangría: receta fácil

Hoy todos los temas que se me ocurren para escribir reflejan indignación. Pero este blog pretende mantener un tono agradable así que me levanto antes de empezar a escribir y me sirvo un vaso de esta refrescante sangría que he preparado hace unas horas. Me dejo llevar por las sensaciones de la sangría para escribir la entrada.

Resulta que este es uno de nuestros cócteles más internacionales y la bebida que suelen reclamar los turistas cuando vienen a España. Al menos, cuando vienen al sur es frecuente verlos bebiendo sangría. La evolución de la sangría ha dado lugar al famoso tinto de verano ya sea con gaseosa blanca, de limón o de naranja, bebidas más suaves y de las que puedes beber más cantidad. Porque la sangría como tantos otros cócteles engaña y esconde una mayor graduación alcohólica de lo que su frescor deja entrever.

Para mi, la sangría es una bebida típica del verano, muy refrescante para el calor del verano. En casa, la preparamos los auténticos días de vacaciones, aquellos en los que estás relajada con la familia y has conseguido olvidar todas las tensiones del trabajo y del día a día, cuando organizamos una comida en el campo, cuando una puede distraerse sin prisas en pinchar los últimos trozos de melocotón que le quedan en el vaso. ¡Qué rica está!

La receta que he realizado es la receta familiar, es decir, la que hacemos en casa. Un poco light, porque no queremos achisparnos más de la cuenta, así que no lleva ningún tipo de licor, pero cada uno puede personalizarla con su licor favorito.

Número de personas: Ja,ja,ja. Depende de lo que queramos beber. Salen aproximadamente unos seis vasos.

Ingredientes:

– 1 litro de vino tinto
– 1/2 litro de gaseosa (blanca, limón o naranja según el gusto de cada uno)
– 2 melocotones
– 1/2 limón
– 2 cucharadas de azúcar
– 1 toque de canela
– Hielo

Realización de la sangría: En una jarra, echamos el vino tinto junto con el azúcar, removemos para que se vaya disolviendo. Pelamos y cortamos, en pequeños trozos, los melocotones. Lavamos bien el limón y partimos las rodajas en cuartos. Añadimos la fruta a la disolución. Damos nuestro toque personal de canela en polvo. Llevamos al frigorífico hasta el momento de su consumo, que al menos debe ser unas dos horas después de su preparación. Hay que darle tiempo a la fruta para que maceré.

Cuando vayamos a consumirla, añadimos la gaseosa y el hielo. Así, nuestro cóctel estará helado y burbujeante.

Y como de verano va la cosa, con esta receta participo en el concurso ¡Celebrando el verano! de Comer de todo, por su primer cumpleblog.

Aperol Spritz

Llega la hora del aperitivo. La visita a Italia de este verano me ha permitido conocer un combinado que es la estrella de las tardes italianas. Son las siete, las terrazas comienzan a llenarse, en España veríamos botellines de cerveza y algún tinto de verano. Aquí la mayoría bebe una bebida de un llamativo color naranja. ¿Qué es? Aperol Spritz. Acompañado de un ligero buffet, permite disfrutar del atardecer y favorece la conversación.

La base del combinado es el Aperol. Una bebida de bajo contenido alcohólico, hecha a base de infusiones de hierba y con un regusto a naranja. El spritz es también un combinado característico de Italia y tiene como base un vino blanco seco espumoso. Así surge nuestra bebida: mezclamos el Aperol con el vino blanco, añadimos soda y una rodaja de naranja, y ya está.

Aperol spritz

Aperol spritz

 

La receta recomendada lleva los siguientes ingredientes:

– 3 partes de prosecco o cava

– 2 partes de Aperol

– Un golpe de soda

– Una rodaja de naranja

– Cubitos de hielo.

Hay que mezclar todo, comenzando por el vino blanco, después el Aperol y, en último lugar, la soda, que favorece la mezcla de todos los ingredientes. Saboreadlo acompañado de frutos secos, de unos canapés e incluso de algún pastelito dulce. Abre el apetito y es la entrada ideal para disfrutar de una cena relajada en estos días en que el verano no nos quiere abandonar.