Archivo de la etiqueta: Aguacate

Ensalada de remolacha y aguacate

Ensalada de remolacha y aguacate

Ensalada de remolacha y aguacate

Tartar de salmón y aguacates

Poco a poco el consumo de pescado crudo se va convirtiendo en habitual en mi casa y lo disfrutamos un montón. Hay que tener precauciones para evitar las infecciones por anisakis, por ello es imprescindible la congelación previa o adquirir pescado ultracongelado cuando el uso que le vamos a dar es su consumo crudo.

Tartar de salmón y aguacate

Tartar de salmón y aguacate

Sigue leyendo

Aguacates rellenos

Realmente, el aguacate es una fruta que me gusta muchísimo. Yo no soy de tomar mucha fruta como postre, más bien las incorporó a las ensaladas o la tomo en el desayuno. Para esto el aguacate ofrece mil y una posibilidades.

Y en estos días, aprovechando que es época de tomates «de los buenos» he vuelto a hacer tomates caramelizados y preparado el paté de tomates caramelizados que tanto me gusta.

La receta de hoy me ha salido casi sin pensarla. Tenía los aguacates en el frigorífico y he pensado: «Con el paté tienen que estar muy bien» y así ha sido. Ya veis como me han quedado.

Aguacates rellenos

La receta es breve de contar y no tanto de hacer porque necesitas haber preparado antes los tomates y el paté.

Una vez que lo tengas, tienes que ir a una frutería de confianza y pedirle al frutero un aguacate listo para tomar (hazme caso, las posibilidades de comprar un aguacate sin madurar y totalmente insípido son muy altas).

Con un cuchillo, cortamos el aguacate transversalmente. Para separarlo en dos mitades, agarramos el aguacate con las dos manos y giramos cada mano en dirección contraria, como si fuera el cubo de Rubik. No tendrás mucho problema en separar las partes. Una de ella, ya no tiene hueso.

Para retirar el hueso de la otra mitad, utiliza una cuchara bordeando con cuidado el perímetro del hueso y profundizando poco a poco. Este es un método bastante seguro. A mi, el del cuchillo no me gusta mucho.

Ya podemos rellenarlo y estará listo para comer.

Te cuento un pequeño truco. Como el aguacate se oxida con facilidad, he partido un limón por la mitad y lo he pasado por encima del aguacate. Por eso brilla tanto y, además, he evitado que se ponga negro.

Si te ha gustado esta receta ¡Pruébala y compártela!