Archivo de la etiqueta: albahaca

Labneh

Labneh, o yogur colado, y, después, puedes darle el sabor que más te guste. En mi caso, elegí una mezcla de especias: orégano, albahaca, pimienta negra.

Labneh

Labneh

Ingredientes:
– Yogur natural sin azúcar.
– Sal

Opcional:
– Especias
– Aceite de oliva virgen extra

Modo de preparación:
El labneh es el yogur desuerado que nos permite obtener una crema bastante espesa similar a un queso tipo Filadelfia pero un poco más agrio.

Para quitarle el suero al yogur utilizamos un filtro de café, lo colocamos sobre un colador y éste sobre un vaso o un cazo, dependiendo del tamaño. Sobre el filtro, colocamos el yogur y le añadimos un poco de sal, movemos ligeramente y llevamos al frigorífico durante, al menos, 5 horas.

Labneh

Yo suelo dejarlo un día. Así, queda una pasta espesa que se puede moldear en forma de bolas y condimentarla con distintas especias, como puedes ver en la foto.

Otra opción muy apetecible es cubrirlo con aceite de oliva que le dará un sabor extra a la hora de consumirlo.

Berenjenas a la parmesana. (Melanzane alla parmigiana)

La berenjena es una de mis verduras favoritas para tomar en verano. Como está presente en la cocina de todos los países mediterráneos existen múltiples formas de tomarla, incorporada al pisto en España, a la mousaka en Grecia o al baba ganoush en países más orientales. La receta de hoy es italiana y en ella no falta la mozzarella, el parmesano, el tomate y la albahaca.

Berenjenas a la parmesana. Ingredientes

Melanzane alla parmigiana. Ingredientes

Como curiosidad nutricional, la berenjena tiene un alto contenido en fibras y agua, así que, tiene muy pocas calorías. Además, contiene gran cantidad de nutrientes beneficiosos para nuestra salud. Es aconsejable tomarla con piel, rica en vitamina E que previene las enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

Berenjenas a la parmesana

Melanzane alla parmigiana

Ingredientes:(para 4 personas)

– 3 berenjenas grandes
– 300 gr. de salsa de tomate frito
– 250 gr. de queso mozzarella de búfala
– 100 gr. de parmesano
– 4 o 5 hojas de albahaca
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal

Modo de preparación:

1. Lavamos bien las berenjenas. Las cortamos en rodajas y las salamos, dejándolas sudar durante unos 30 minutos.
2. En una sartén, ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva y vamos haciendo las rodajas de berenjenas. Las reservamos hasta el montaje del plato.
3. Precalentamos el horno a 180ºC
4. Lavamos las hojas de albahaca y picamos finamente. Las añadimos a la salsa de tomate, que debe ser casera. En este receta, conviene que la salsa de tomate sea espesa, así que, al prepararla hay que dejar que se concentre bastante.
5. En una fuente refractaria, vamos colocando una capa de berenjenas, una capa de salsa de tomate (aromatizada con albahaca) y una capa de queso mozzarella. Repetimos una segunda capa y, en la tercera capa, terminamos con un capa de berenjenas, tomate y una capa de queso parmesano rallado.
6. Introducimos en el horno, a 180ºC, durante 10 minutos y, posteriormente, gratinamos durante 3 minutos.

Crema de pimientos asados y albahaca

Los pimientos asados y el tomate aliñado son dos ensaladas bien fresquitas que como, mayoritariamente, en verano. Si tuviera que elegir entre una y otra no sabría por cual decantarme.

La receta de hoy toma como base los pimientos rojos asados con los que he elaborado una crema fría, muy sabrosa.

Número de personas: Para 4 personas

Ingredientes:

– 750 gramos de pimientos rojos
– 1 yogur natural
– 1 diente de ajo
– 10 ml. Aceite de oliva
– 10-12 hojas de albahaca
– Sal

Preparación de los pimientos: Lavamos y secamos los pimientos rojos. Pincelamos los pimientos con aceite de oliva, ligeramente, no es necesario que sea con mucha cantidad. Para los pimientos asados es conveniente elegir unos pimientos grandes y lisos, con la piel firme y que no estén dañados. Los disponemos en una bandeja de horno.

Precalentamos el horno a 150ºC. Introducimos la bandeja en el horno durante una hora y le damos vuelta a los pimientos cada 15 minutos para que se hagan por todos los lados.

En otras ocasiones, he asado los pimientos a 180ºC, temperatura que tuesta la piel de los pimientos y si no tenemos cuidado se queman. Sin embargo, me gusta más el resultado, sobre todo, si los vamos a tomar en ensalada, quedan muy blanditos y sabrosos, como podéis ver en esta receta de ensalada de pimientos asados . Aunque para nuestra receta de hoy la cocción fue adecuada ya que los pimientos los vamos a triturar.

Sacamos la bandeja de horno y dejamos que se enfríen los pimientos hasta que podamos pelarlos. Para pelar los pimientos, los abrimos por la mitad y recogemos el líquido que tiene en el interior en un bol donde también vamos poniendo las tiras de pimientos pelados y sin pepitas. Añadimos al bol el jugo que se ha quedado en la bandeja después de la cocción.

Realización de la crema: Trituramos con una batidora los pimientos con su jugo, el diente de ajo, el aceite de oliva y la sal. Cuando está todo finamente picado, añadimos el yogur natural (nos reservamos un poco para la presentación) y mezclamos con la batidora un poco más.

Presentación de la crema: Utilizamos cuencos individuales, servimos la crema y sin mezclar añadimos una cucharada de yogur y una pizca de albahaca finamente picada para que quede una bonita presentación.

Con esta receta participo en el Concurso de recetas de verduras organizado por Margot, cosas de la vida y A la carta para dos, patrocinado por: