Archivo de la etiqueta: cacao

Chokladbollar: bolas de chocolate suecas

Como os comentaba en la entrada anterior, este verano he tenido la ocasión de viajar a Estocolmo. Y he comido mucho salmón, sí. Pero también probamos las chokladbollar, que me llamaron mucho la atención y que no he tardado en hacer, al volver. Envueltas en coco, su interior es de avena, mantequilla y cacao. No llevan horno y hacerlas es tan sencillo que creo que se van a convertir en mi postre durante este año.

Antes del viaje, una amiga me comentó que en Estocolmo es muy típica la merienda. Acompañando al café toman un pastel y entre los preferidos están estas bolas de chocolate. Las probé en la cafetería del Museo de Arte Moderno desde donde se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad mientras se descansa un poco de la ajetreada vida del turista.

He buscado y he hecho la que al parecer es la receta clásica pero me ha parecido un postre muy versátil que se presta a introducir variantes en función de nuestros gustos personales.

Chokladbollar (Bolas de chocolate suecas)

Chokladbollar (Bolas de chocolate suecas)

Ingredientes:
– 100 gr. de copos de avena
– 75 gr. de mantequilla
– 3 cucharadas de cacao
– 50 gr. de azúcar moreno
– 5 cucharadas de leche
– Coco rallado para decorar

Chokladbollar (detalle)

Chokladbollar (detalle)

Modo de preparación:

1. Cortamos la mantequilla en dados pequeños. Le añadimos el azúcar moreno y hacemos una mezcla homogénea.
2. En un bol, mezclamos la avena, y el cacao. A continuación, añadimos la mezcla de mantequilla y azúcar.
3. Añadimos la leche y mezclamos muy bien. Dejamos enfriar una hora en el frigorífico para poder hacer mejor las bolas.
4. Formamos las bolas, aproximadamente del tamaño de una pelota de ping pong. Las envolvemos en coco rallado. Las conservamos en frío hasta el momento de consumirlas.

Brownie de dulce de leche, express

Esta receta no es apta para ortodoxos de la pastelería. ¿Por qué? La he preparado en 4 minutos en el microondas. Pero esto es un secreto, no se puede contar hasta que sólo queden las migas de nuestro delicioso pastelito.

Obtenemos un acabado diferente al clásico brownie cocido en el horno, está más hecho por dentro y lo de fuera está más jugoso. La ventaja es la rapidez en la realización y el resultado es muy bueno.

Los ingredientes están en versión reducida. Dado que es una bomba calórica, he preparado justo la cantidad para poder picar un poco después de comer sin llegar a hartarse. He adaptado las cantidades para un huevo, a partir de una receta que David Leivobitz da para 3 huevos.

Esta entrada va dedicada a Sandra y a Marta, dos amigas que me alientan con su entusiasmo hacía este blog. A Sandra que me pide (exige) postres de chocolate para ella y su familia y a Marta, que dice que soy su ídola en la cocina, ¿no es para dedicarle una receta?, debería de dedicarle el blog entero.

P1040778

Sigue leyendo

Bombones: un bocado dulce para Navidad

Apenas quedan unos días para la Navidad y en estos días las comidas se convierten en el centro de reunión de familias, amigos, compañeros de trabajo. Comidas en las que tienen un papel especial los dulces de todo tipo. Entre ellos los bombones. No son típicos de estas fechas pero tienen su lugar reservado en toda comida que se precie. He estado pensando cual es el secreto de su éxito y creo que hay dos: es un bocado pequeño, se come casi sin pensar y llevan chocolate, algo irresistible para la mayoría.

Con mi entrada de hoy quiero enviar un bocado dulce a todos vosotros, unos bombones de galleta con dulce de leche, que resultar muy buenos y nada empalagosos. La entrada también se podía haber llamado bombones fáciles, están hechos sin moldes y en, relativo, poco tiempo. Y, como no, riquísimos.

Bombones

Sigue leyendo