Archivo de la etiqueta: dulces típicos

Roscos fritos

Este es uno de los dulces típicos españoles que más versiones tiene. ¿A ver qué os parece la mía?

Roscos fritos

Roscos fritos

Ingredientes:(Para unos 14-16 roscos)

– 1 huevo
– 50 gr. de leche
– 50 gr. de aceite de oliva suave
– 50 gr. de zumo de naranja
– 100 gr. de azúcar
– Harina, la cantidad necesaria hasta obtener una masa flojita pero que le podamos dar forma a los roscos (unos 250gr.)
– 1 sobre de levadura
– 1 cucharadita de canela
– ralladura de naranja
—–
Para freír los roscos vamos a necesitar aceite de girasol y cáscara de naranja.

Para envolver los roscos vamos a necesitar azúcar y canela

Roscos fritos

Roscos fritos

Modo de preparación:

1. Mezclamos todos los ingredientes a excepción de la harina y la levadura. En un bol, mezclamos el sobre de levadura con la cantidad de harina aproximada que vamos a necesitar. Y la vamos añadiendo poco a poco al resto de los ingredientes.

2. Con las manos enharinadas vamos cogiendo porciones de masa, formamos un churro y enlazamos el rosco. Los reservamos sobre una superficie enharinada.

3. Para freírlos, ponemos a calentar en una sartén el aceite de girasol. Cuando empiece a calentarse le añadimos la cáscara de naranja para aromatizarlo. La retiramos y empezamos a freír los roscos a fuego medio para evitar que se quemen y después estén crudos por dentro. Una vez fritos, los vamos colocando sobre papel de cocina para que absorba el aceite restante.

4. Para finalizar, envolvemos los roscos en una mezcla de azúcar y canela.

Os animo a probar esta receta y no dejéis la masa muy dura porque así os saldrán unos roscos tiernos y deliciosos.

Además podéis consultar la página de Desafío en la cocina para ver más dulces fritos. Seguro que mis compañeros han preparado unos dulces buenísimos.

Desafio en la cocina

Desafio en la cocina

Desayunando perrunillas

Perrunillas
Estos dulces típicos me recuerdan a la infancia.

Viajar en coche suponía curvas, mareo, náuseas incluso antes de comenzar el viaje. Y las perrunillas estaban asociadas a estas sensaciones, por haberlas tomado en algún viaje.

Después de muchos años, cuando apenas me quedaban recuerdos del malestar que me suponía viajar, consentí en tomarlas de nuevo.

No son de mis dulces favoritos, las tomó en contadas ocasiones, pensando en aquellas carreteras estrechas y de curvas del pasado.