Archivo de la etiqueta: Garbanzos

Falafel con crema agria

Tenía mucha curiosidad por probar el falafel. Como tantas otras recetas de origen árabe, siempre me sorprende esta mezcla de especias que, al final, terminan resultando compatibles entre ellas y cuyo olor permanece en la casa incluso después de que no quede rastro de estas bolitas.

P1040387
Sigue leyendo

CAZUELITAS SEVILLANAS: Espinacas con garbanzos

Esta es uno de los platos que suelo recomendar cuando alguien viene de visita a Sevilla. Es un plato típico y que suele gustar a todo el mundo. Muy sabroso, ya que está muy especiado, y, además, sano.

Para elaborar esta cazuelita vamos a necesitar: (para cuatro personas)

– 1 kg. de espinacas

– 200 gr de garbanzos

– 3 dientes de ajo

–  Media barra de pan

– 1 chorrito de vinagre

– 1 hoja de laurel

– 1 cucharada de café de pimentón dulce

– 1 cucharada de café de comino

– 3 cucharadas soperas de aceite de oliva

– Aceite de oliva, para freír

– Sal al gusto

Para empezar, tenemos que poner los garbanzos en remojo durante unas seis horas y después los cocemos con agua, sal y una hoja de laurel unos veinte minutos en la olla express. También cocemos las espinacas, en agua hirviendo con sal durante unos cinco minutos. Escurrimos y reservamos.

A continuación, pelamos los dientes de ajo. Los dejamos enteros y le hacemos una raja transversal para que no salten. Los echamos en una sartén con dos cucharas de aceite y con dos rebanadas de pan. Cuando están tostados, pero sin quemarse, los apartamos.  Ponemos el pan tostado en remojo con vinagre y agua a partes iguales. Los ajos los machacamos en un mortero con un poco de sal.

Cuando los ajos están bien machacados, introducimos en el mortero las rebanadas de pan remojadas, el pimentón y el comino. Mezclamos todo muy bien. Ya tenemos el majo, que reservamos.

En la sartén, añadimos una cuchara de aceite y salteamos las espinacas durante varios minutos, a continuación, añadimos los garbanzos, removemos bien y añadimos el majo. Mezclamos todos los ingredientes para que el majo se reparta por toda la comida. Añadimos un poco de agua, si vemos que está muy seco, y dejamos cocer durante dos minutos para que se mezclen los sabores.

Para terminar nuestra cazuelita, freímos varias rebanadas de pan en aceite de oliva y las servimos acompañando a las espinacas con garbanzos.