Archivo de la etiqueta: harina

Tarta de queso y membrillo

Esta tarta es para felicitar a Verónica del blog «Cocinando para mis cachorritos» y a Isabel del blog «Cocina con Reina» ambas están de cumpleblog y, estoy segura de que hoy van a tener un montón de tartas para celebrarlo y compartirlas con todos nosotros.

Para mi, ha sido un auténtico reto trabajar esta masa quebrada dulce. Para hacerla he tomado como referencia la receta de Robuchon y seguido sus consejos (no coinciden con lo que he leído en muchos blogs). Se trata de una masa arenosa con poca cantidad de azúcar y que lleva almendras. Está deliciosa.

Robuchon propone trabajar con ingredientes a temperatura ambiente, tanto la mantequilla, como el huevo y el agua. En muchos blog defienden que tienen que estar muy fríos. La semana que viene os daré mi opinión personal, porque tengo pensado hacer otra tarta y esta vez con los ingredientes bien fríos. Luego ya me quedo con la que más me guste.

La idea de la tarta la vi en «La cocina de Fabrisa» aunque está adaptada, la original la tenéis que ver en su blog.

Es totalmente casera, pero se puede hacer la versión «express», te la cuento al final.

P1040768

Sigue leyendo

Galletas de zanahoria

En cuanto vimos las galletas de zanahoria que había hecho SandeeA en «La receta de la felicidad» nos quedamos encantados y dispuestos a aprovechar la primera oportunidad para hacerlas. El proceso ha sido laborioso como ya iremos contando, el resultado unas galletas deliciosas y con peligro de crear adicción. En cuanto al aspecto es mejorable y con la sensación de que quizás le faltaba un poco de harina a la masa. Habrá que ir probando.

Número de personas: Para 12 galletas dobles

Ingredientes:

Para la galleta:

– 100 gramos de mantequilla
– 100 gramos de azúcar
– 150 gramos de harina
– 50 gramos de zanahoria
– 1 cucharadita de canela
– 1 cucharadita de clavo
– 1 cucharadita de sal

Para el relleno:

100 gramos de queso blanco para untar
50 gramos de azúcar glas

Preparación de la masa: Para hacer las galletas, la mantequilla tiene que estar fría, la partimos en trozos y la mezclamos con el resto de los ingredientes: el azúcar, la harina, las zanahorias, canela, clavo y sal. Amasamos hasta que están bien ligados los ingredientes.

Realización de las galletas: Ponemos la masa entre dos papeles de hornear y la aplanamos con la ayuda de un rodillo hasta que tenga el grosor deseado, aproximadamente 0,5 cm. Llegado este momento, tenemos que cortar las galletas. La mantequilla ha empezado a reblandecerse y ponerse caprichosa. Llevamos la masa, entre papeles, al congelador durante diez minutos. Al sacarla estará endurecida y podremos despegar las galletas del papel sin que pierdan la forma dada con el corta pasta. Las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

En este caso, tuvimos que llevar la masa al congelador en varias ocasiones porque en cuanto la mantequilla se reblandece la galleta pierde la forma. Por esto el proceso fue laborioso y lento. La suerte es que esa tarde estamos armados de paciencia e ilusionados con el resultado. Conseguimos darle forma a todas las galletas.

Cuando hayamos cortado, la primera tanda de galletas, tendremos que dar forma a los recortes, para aprovechar la masa sobrante.

Una vez con todas nuestras galletas en la bandeja, precalentamos el horno a 220ºC e introducimos las galletas durante 10-15 minutos hasta que se vean crujientes. Las sacamos, las dejamos enfriar durante 10 minutos antes de despegarlas del papel y las trasladamos a una rejilla para que se enfríen definitivamente.

Mientras vamos preparando el relleno: batimos el queso con el azúcar glas. La cobertura de la tarta de zanahoria suele llevar también mantequilla pero nosotros preferimos la versión de queso y azúcar solamente. En este relleno hemos hecho lo mismo.

Para finalizar, ponemos un poco de relleno entre dos galletas y presionamos un poco para que se reparta de manera uniforme. Rellenamos todas las galletas y listas.

Presentación: Para las fotos hemos aprovechado una bombonera de cristal transparente que nos permite ver lo vistosas que son estas galletas. Aunque están mucho más buenas de lo que parecen. Os animo a que probéis a hacerla. Con paciencia eso si.

No había añadido clavo a ningún postre y el resultado me ha gustado mucho. Aporta un matiz diferente a la canela que sorprende.

Alcachofas al cabrales

Con esta receta hago mi modesta aportación a la iniciativa que han tenido en Twitter @lostragaldabas y @ainaralo de celebrar el #díadelatapa . Me gustaría felicitarlas y también a @pasardelaire diseñador del logo que representa este día.  Y a todos aquellos que han aportado su granito de arena para que salga adelante.

Estas iniciativas me parecen muy divertidas y no he tenido ocasión de participar en ninguna antes. Pero, en esta ocasión, me he enterado con suficiente antelación como para poder unirme. Y estoy muy contenta por ello. Bueno, a ver que os parece mi receta.

Número de personas: para 2 personas (dos tapas)

Ingredientes:

  • 300 gramos de corazones de alcachofas en conserva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para elaborar la salsa

  • 1 cucharadita de harina
  • 30 gramos de queso de cabrales
  • 50 ml de nata
  • 50 ml de leche
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación de la salsa: Añadimos en una sartén 3 cucharadas de aceite de oliva, calentamos y añadimos una cucharadita de harina. La freímos bien, evitando que se formen grumos y que quede cruda. A continuación, con el fuego muy bajo añadimos la nata y la leche. Cocemos durante unos 5 minutos y añadimos el queso de cabrales en trozos pequeños. Apenas le damos algo de calor, no queremos que el queso se disuelva totalmente, solo que desprenda parte de su saber pero que queden los trocitos en la salsa. Apartamos del fuego. La salsa resultante es bastante fuerte debido al queso usado, la probamos y la corregimos de sal si lo consideramos necesario.

Realización de las alcachofas: En una sartén salteamos los dientes de ajos picados finamente con 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén dorados añadimos los corazones de alcachofas partidos en dos trozos, saltemos durante 2 minutos y apartamos.

Presentación del plato: Servimos dos tapas, sobre las alcachofas salteadas vertemos la salsa de cabrales.

Espero que os haya gustado. Y que disfrutéis todos con todas las tapas publicadas hoy (#díadelatapa)