Archivo de la etiqueta: huevos

Desayunando crêpes con miel

Crêpes con miel

Crêpes con miel

Número de personas: Para 2 personas

Ingredientes:

– 1 huevo
– 250 ml. de leche
– 100 gr. de harina
– 15 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
– Una pizca de sal

Además necesitamos:
– Un poco de mantequilla para engrasar la sartén
– Miel para acompañar a las crêpes

Modo de preparación:

1. En un bol, mezclamos y batimos todos los ingredientes. Lo dejamos en reposo durante una hora en el frigorífico.
2. Engrasamos una sartén con un poco de mantequilla, muy poca. Lo ideal es untar la superficie de la sartén con el propio bloque de mantequilla. Calentamos.
3. Vertemos, con la ayuda de un cazo de apartar, un poco de la masa, en la sartén. Las crêpes son muy finas, la cantidad de masa tiene que ser pequeña. Cocinamos a fuego medio y cuando notes unas pequeñas burbujas en la superficie está lista para darles la vuelta.
4. Continuamos haciendo las crêpes hasta que se acaba la masa. A medida que vamos haciéndolas, las colocamos unas encima de las otras y así se mantendrán calientes.
5. Para acompañarlas, he preparado un agua-miel, diluyendo 50 gr. de miel en 50 gr. de agua. Los calentamos en un cazo para favorecer la disolución. La servimos en una jarrita y la añadimos a las crêpes a medida que las consumamos.

Algunas curiosidades:

– La primera crêpes suele salir más fea que las siguientes, pero está igual de buena. Esto es debido a una desigual distribución de la grasa en la sartén, esta primera crêpes contribuye a una homogeneización y el resto salen más bonitas.

– Existe una sartén especial para hacer crêpes, llamada crepera. Es perfectamente plana y con los bordes más bajos que las habituales. En ella, las crêpes se hacen al mismo tiempo por todas partes y es más fácil darles la vuelta.

– La masa de las crêpes, al igual que otras masas batidas se deja reposar durante una hora para conseguir una perfecta hidratación de todas las partículas de harina. Tras el reposo la masa es más densa, si queremos aligerarla podemos añadirle un poco más de líquido.

Crema de huevo para palmeritas

Durante mucho tiempo mi dulce favorito eran las palmeras de huevo. Estudiaba en la facultad, en el turno de tarde, y mi merienda favorita era esta. Me compraba las palmeras de huevo en el bar de la universidad. Me encanta esa crema que las cubre y les da un toque suave en contraste con el hojaldre. Hace mucho tiempo que no compro ninguna pero al estar preparando estas palmeritas me invadió la nostalgia y me decidí a hacer las mías propias.

En realidad, la cobertura de las palmeritas lleva dos capas. Una es la crema de huevo y después un glaseado, que fija la crema al dulce. Estuve mirando recetas para hacerla y me he decidido por la del blog Alimenta, me convenció la propuesta de Cristina y este ha sido el resultado.

Sigue leyendo