Archivo de la etiqueta: jengibre ¿qué comemos hoy?

Bizcocho de calabaza

Hoy quiero hacer una invitación a un desayuno largo y relajado. Elige el día de la semana que te lo puedas permitir, prepara el escenario: un mantel bonito, tazas distintas a las que usas habitualmente, una música relajante o estimulante como prefieras y muchas cositas para tomar: café o té, zumos, tostadas, algún dulce, tal vez, un bizcocho, como este, de calabaza, con un toque muy otoñal.

Hace unos meses me regalaron un bonito molde que aún no había tenido ocasión de estrenar y que he aprovechado para hacer este bizcocho de calabaza. Tenía un poco de miedo al momento del desmoldado pero ha salido perfecto: el molde es de buena calidad y, además, la masa que está en los recovecos, al ser las partes más estrechas, son las que más se cuecen. El tiempo de cocción es superior a un molde normal y hay que vigilar el centro que es lo que más ha tardado.

Por otra parte, me parece que este molde ofrece un montón de oportunidades para hacer bizcochos bien bonitos que no están bien aprovechadas aquí. Esta ha sido la primera prueba, pero vendrán más.

¿Veis unos pequeños agujeros en el bizcocho? Creo que esto no se debe al molde sino que la cocinera tenía un poco de prisa mientras hacía la masa y en la cocina todo se refleja. Menos mal que sabía bueno.

Este tipo de bizcochos, al igual que el de zanahoria, tiene una textura muy esponjosa, más húmeda que los bizcochos tradicionales y que sorprende la primera vez que lo pruebas. Os animo a hacerlo.

Sigue leyendo

Greek Salad Snack

Ha llegado el #díadelaensalada en Twitter y yo aprovecho para hacer una ensalada que me encanta, la ensalada griega, eso si tomándome todas las libertades.

Mi propuesta es una minibrocheta de ensalada griega, con ingredientes fáciles de encontrar, por eso he sustituido la aceituna kalamata por aceituna negra deshuesada. No es lo mismo, ya lo sé. Tampoco nos traslada a las callejuelas de Atenas o a las maravillosas playas griegas. Pero concentra en un plato todo el frescor, la luz y el sabor del Mediterráneo.

Aunque es más laboriosa (pero muy sencilla) de hacer, esta brocheta resulta visualmente muy atractiva y fácil de comer. Además por las características de sus ingredientes, la podemos preparar un par de horas antes si que se estropee. y añadirle el aliño cuando vayamos a servirla.

Ingredientes: (para cuatro personas)

Para hacer este snack, hemos necesitado:

– 200 gr. de tomates cherry

– 1 pepino

– 100 gr de queso feta

– 1 lata de aceitunas negras deshuesadas

– Aceite de oliva, vinagre, orégano y sal para el aliño

– Palitos para brochetas

Realización de la brocheta: Aunque los ingredientes van en crudo y no importa que tengan diferentes tamaños, para procurar que quedasen lo más parecidos posibles unos a otros hemos tomado como medida los tomates cherry. Una vez que teníamos cortado en trozos los ingredientes, los hemos ensartado en la brocheta siguiendo el mismo orden en cada uno de ellos.

Preparación de la vinagreta: Una vinagreta sencilla con un toque de orégano, mezclamos los ingredientes y la servimos en un bol con una cucharita. Vamos aliñando cada brocheta a medida que nos la vamos comiendo.