Archivo de la etiqueta: membrillo

Tarta de queso y membrillo

Esta tarta es para felicitar a Verónica del blog «Cocinando para mis cachorritos» y a Isabel del blog «Cocina con Reina» ambas están de cumpleblog y, estoy segura de que hoy van a tener un montón de tartas para celebrarlo y compartirlas con todos nosotros.

Para mi, ha sido un auténtico reto trabajar esta masa quebrada dulce. Para hacerla he tomado como referencia la receta de Robuchon y seguido sus consejos (no coinciden con lo que he leído en muchos blogs). Se trata de una masa arenosa con poca cantidad de azúcar y que lleva almendras. Está deliciosa.

Robuchon propone trabajar con ingredientes a temperatura ambiente, tanto la mantequilla, como el huevo y el agua. En muchos blog defienden que tienen que estar muy fríos. La semana que viene os daré mi opinión personal, porque tengo pensado hacer otra tarta y esta vez con los ingredientes bien fríos. Luego ya me quedo con la que más me guste.

La idea de la tarta la vi en «La cocina de Fabrisa» aunque está adaptada, la original la tenéis que ver en su blog.

Es totalmente casera, pero se puede hacer la versión «express», te la cuento al final.

P1040768

Sigue leyendo

Mermeladas de otoño: membrillo y calabaza

Cada año suelo probar nuevas mermeladas aprovechando los productos de temporada. Este otoño las elegidas han sido la mermelada de membrillo y la mermelada de calabaza.

Los membrillos son un clásico del otoño en casa. Los tomamos de todas las maneras que podamos imaginarnos. Tenemos un membrillero, que este año gracias a que mi padre se ha encargado de regarlo en verano y que las lluvias del otoño han sido abundantes, nos ha dado un montón de membrillos bien gordos. Así que, el dulce de membrillo, la compota y la mermelada llenan los frigoríficos familiares. Cada una con su cantidad de azúcar pertinente. La báscula es un objeto que miro de reojo cada día y que no pienso utilizar, por lo menos, hasta el 10 de enero.

La gran novedad ha sido la mermelada de calabaza. La tenía en mente desde el año pasado. A un amigo le habían regalado una calabaza bien grande y cuando le pregunté que iba a hacer con tanta calabaza me soltó una ristra de platos. Entre ellos: una mermelada con canela y jengibre. Automáticamente mi cerebro toma nota y en cuanto aparecen las calabazas en las fruterías me lo recuerda. Sólo puedo decir una cosa: no dejéis de probarla porque esta buenísima. No tiene la textura clásica de las mermeladas y tiene un sabor lleno de matices sorprendentes.

Calabaza y membrillo

Sigue leyendo