Archivo de la etiqueta: pimienta negra

Rabo de toro en salsa

Típico de la gastronomía sevillana y cordobesa, el rabo de toro en salsa lo puedes encontrar en muchos de los bares y restaurantes de estas ciudades.

A diferencia de otras carnes, el rabo de toro cuanto más blandita quede mejor. Es rico en gelatina por lo que hace una salsa muy rica y gustosa. Por ello, es imprescindible acompañar de un buen pan, para mojar.

Foto cola de toro

Sigue leyendo

Lenguas de cerdo en salsa

Cumbres Mayores, como la mayoría de los pueblos de la Sierra de Aracena, centra su economía en la industria de productos derivados del cerdo ibérico. Jabugoda nombre a su famoso jamón y multitud de pequeñas empresas mantienen viva la elaboración de toda una gama de productos: embutidos, salazones, carnes frescas.

Hace frío en la Sierra estos días, pero no hay que perderse la oportunidad de visitarla. Una visita, en estos momentos, época de matanza del cerdo ibérico de bellota, permite comprar las carnes frescas de mayor calidad o degustarlas en alguno de sus restaurantes; además de jamones, paletillas, lomitos, lomos embuchados, salchichones, chorizos (de los buenos, no de los otros…). Estos también pueden comprarlo en cualquier otro momento.

Mi colaborador en la Sierra, ya sabéis mi hermano, me manda vía WhatsApp, este plato de lenguas de cerdo en salsa. Voy a compartir con vosotros la receta y ya me contáis que os parece.

Lengua de cerdo en salsa

Número de personas: Para 6 personas

Ingredientes:

– 1 kg. de lenguas de cerdo limpias
– 1 cebolla grande
– 3 dientes de ajo
– 250 gr. de zanahoria
– 1 copa de vino fino o manzanilla
– 1 hoja de laurel
– 5 o 6 granos de pimienta negra
– 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– Sal

Modo de elaboración:

1. Pelamos y picamos la cebolla y los dientes de ajo.
2. Pelamos las zanahorias. Las cortamos en dos trozos cada una.
3. Picamos las lenguas de cerdo en rodajas de 1 cm. de grosor.
4. En la olla express, ponemos el aceite de oliva, la cebolla, el ajo y un poco de sal. Los llevamos al fuego hasta que la cebolla esté transparente.
5. Añadimos las lenguas de cerdo, los trozos de zanahorias, la pimienta negra en grano y la hoja de laurel. Rehogamos durante 5 minutos.
6. Agregamos la copa de manzanilla, movemos bien para que se integren todos los ingredientes y dejamos que se evapore el alcohol.
7. Añadimos agua, unos 3 cm. por encima de la carne. Ponemos sal de nuevo.
8. Cerramos la olla express y dejamos cocer al menos una hora. Si se trata de una olla superrápida, bastará con 30 minutos. Cuando pase el tiempo dejamos que la olla vaya perdiendo el vapor poco a poco.
9. Cuando haya salido todo el vapor, abrimos la olla y con la ayuda de una espumadera, sacamos las lenguas. Le quitamos la hoja de laurel.
10. Batimos la salsa de zanahorias con la batidora, hasta dejar una textura fina.
11. Devolvemos las lenguas a la olla, mezclamos con la salsa, añadimos agua si es necesario y cocemos durante media hora más, con la olla abierta. Probamos de sal y corregimos. Las lenguas quedan buenas cuando están muy blanditas.

Y listas para servir.

Una curiosidad: La manzanilla ayuda a combatir el sabor dulzón de las zanahorias y queda una salsa más sabrosa.

¿Te ha gustado esta receta? ¿Si? Compártela

Manitas de cerdo en salsa

Antes de que el calor nos invada con toda su fuerza, al menos por el sur, no me he resistido a preparar un plato contundente, que me encanta, de los que terminas chupándote los dedos.

Es un plato para comer de tanto en tanto porque junto a la textura gelatinosa de la carne que va pegada al hueso nos encontramos también con una buena porción de grasa. Pero está tan buena.

Necesariamente tenemos que acompañarlo de pan, para mojar. Esto hace recomendable que el resto de la comida sea a base de ensalada (verde, no de éstas que llevan de todo) y fruta.

A estas alturas ya os habéis dado cuenta de que me siento culpable por haber caído en semejante tentación. Bueno, propósito de enmienda: a partir de ahora todo será más ligero.

Número de personas: para 4 personas

Ingredientes:

  • 2 manitas de cerdo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 3 o 4 granos de pimienta negra
  • 2 pimienta cayena
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Cocción de las manitas: Las manitas de cerdo que hemos comprado vienen totalmente limpias y troceadas. En cualquier caso, las enjuagamos debajo del grifo. En la olla express, ponemos las manitas, con una hoja de laurel y con sal. Cubrimos de agua. Cocemos con la olla cerrada durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo, apartamos la carne y desechamos el agua de la cocción

Realización de la salsa: En una olla, ponemos el aceite de oliva y hacemos un sofrito con la cebolla y los ajos picados. Añadimos un poco de sal, los granos de pimienta y la cayena. Cuando la cebolla esté frita, tostada sin llegar a quemarse, le añadimos la zanahoria partida en rodajas y, a continuación, las manitas de cerdo. Removemos todo, para que se impregnen los sabores y añadimos el vaso de vino blanco. Dejamos hervir 5 minutos. Cubrimos de agua y dejamos cocer aproximadamente unos 30 minutos. La carne debe quedar muy blandita, desprendiéndose del hueso y en ese momento estará hecha.

Presentación del plato: En una fuente, servimos las manitas de cerdo en salsa. Aparte en una salsera, servimos el resto de la salsa para que cada uno se sirva, según su animo, de acabar con la barra de pan o no.