Archivo de la etiqueta: Queso de cabra

Gratén de patatas, espinacas y queso de cabra.

Para esta semana tocaba un plato más ligero para recuperarnos de los excesos de las fiestas, pero, este viene todavía con resaca y es un plato contundente. También es un plato muy completo, nutricionalmente hablando.

Admite muchas variaciones, en este caso lleva patatas, pero admite calabacines, berenjenas, calabaza o cualquier verdura que nos apetezca tomar. Coliflor, brécol y  seguimos enumerando sin encontrar fin. Bueno cada uno que lo haga a su manera y seguro que el resultado es bueno.

Número de personas: para 4 personas

Ingredientes:

  • 1 kg. de patatas
  • 500 gr. de espinacas frescas.
  • 50 gr de pasas sultanas
  • 1 rulo de queso de cabra
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal para condimentar

Para elaborar la bechamel

  • 1 cebolla
  • 50 gr. de harina
  • 500 ml de leche
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación de la bechamel: Picamos finamente la cebolla y la freímos en el aceite de oliva. Antes de que empiece a tostarse añadimos la harina, bajamos el fuego y la freímos muy bien para evitar que quede cruda. Después añadimos la leche, removemos para mezclar bien y manteniendo el fuego bajo seguimos cociendo sin dejar de remover para evitar que se pegue. Añadimos sal al gusto. Al cabo de diez minutos, tendremos una bechamel suave y con una textura adecuada para nuestro plato. Si la preferimos más espesa basta con dejar cocer un poco más.

Realización del gratén: Pelamos y cocemos las patatas en abundante agua con sal. Aproximadamente durante 30 minutos, aunque esto dependerá del tamaño de las mismas. Deben estar cocidas pero no muy blandas porque vamos a cortarlas es rodajas y conviene que se queden enteras.

Por otra parte, en una sartén vamos salteando las espinacas con aceite y sal durante unos 5 minutos. Dado su volumen puede que tengamos que hacerlo en varias tandas. Después añadimos las pasas a las espinacas y salteamos un par de minutos más.

Añadimos las espinacas salteadas a la bechamel y mezclamos.

En una fuente que nos sirva para hornear vamos colocando, alternativamente, una capa de patatas y una de la bechamel con espinacas. Finalizamos colocando unas rodajas de queso de cabra. Introducimos en el horno para gratinar.


Brochetas de pollo con buñuelos de arroz y queso de cabra.

La gran pregunta que nos hacemos cada día es ¿qué cocino hoy? Y la costumbre nos hace repetir con algunas variaciones los platos de siempre, por eso es tan importante establecer buenas costumbres y elaborar comidas que nos aporten todos los nutrientes, que sean sanas, y a la vez ricas.

Estas brochetas de pollo con buñuelos de arroz y queso de cabra ha surgido de la costumbre pero, esas variaciones que vamos introduciendo, lo convierten en un plato totalmente nuevo. ¿Cómo elaborar un plato con pechuga de pollo que después pueda publicar en el blog?

La inspiración para el plato me ha venido de un maravilloso libro de cocina que ha caído en mis manos. Se llama Esencia Andaluza y está publicado en 2008 por El Corte Inglés en colaboración con La Junta de Andalucía. Es una edición bilingüe español-inglés en la que los Chef de los distintos restaurantes de El Corte Inglés en Andalucía nos hacen sus propuestas utilizando alimentos de Andalucía.

No aparece esta receta ni nada que se le parezca, pero un buen observador puede encontrar ciertas similitudes: unas brochetas de acedías con una presentación parecida y sobre todo un esponjoso de queso de Ronda que ha sido la base para mis buñuelos.

¿Cómo hacemos estas brochetas de pollo? Los ingredientes para elaborar el plato de hoy son:

Para los buñuelos de arroz y queso de cabra: 100gr de arroz redondo, 100 gr de queso de cabra, 2 huevos, harina, aceite de oliva y sal.

Para las brochetas de pollo: 2 pechugas de pollo, aceite de oliva, sal y pimienta.

Para hacer las brochetas de pollo, congelamos las pechugas y cuando están semi-congeladas cortamos unos filetes muy finos. Apoyamos la pechuga en la tabla de cortar y vamos fileteando por el lateral para que los filetes nos queden estrechos. Salpimentamos y enrollamos sobre si mismos, pinchándolos con el palo de la brocheta.

A continuación, freímos ligeramente las brochetas en un sartén con un poco de aceite de oliva. El pollo hecho de esta forma queda muy sabroso porque los jugos que va soltando por el calor se quedan dentro debido al enrollado. Es importante no hacerlas demasiado para que no queden secas. Las reservamos.

Para hacer los buñuelos de arroz y queso de cabra, ponemos a cocer, en agua hirviendo con sal, el arroz. Cuando esté tierno, aproximadamente unos veinte minutos, lo trituramos con una batidora. Después mezclamos esté puré con el queso de cabra en dados y un huevo batido. Mezclamos bien con la ayuda de la batidora y lo colocamos en un plato llano bien extendido. Lo introducimos en el microondas unos 2 minutos a potencia máxima. Dejamos enfriar unos treinta minutos.

Cuando la masa está templada, formamos unas bolitas pequeñas con la ayuda de unas cucharas.

Enharinamos ligeramente las bolas y las pasamos por huevo batido, las freímos en abundante aceite de oliva y quitamos el exceso de aceite poniéndolas sobre un papel absorbente.

Para terminar de montar las brochetas colocamos un buñuelo en cada una de las brochetas de pollo. Y ya están listas para comer.