Archivo de la etiqueta: sorbete de limón

Bomba helada

Este verano parecía que no iba a ser caluroso hasta que llegó la OLA y nos dejó sin respiración. Fue la semana ideal para hacer la propuesta que este mes nos planteaban desde el grupo «Desafío en la cocina», nada más y nada menos que una bomba helada. Fresquita, fresquita y ¡Un auténtico desafío!. Visualmente, como podéis observar, es muy atractivo y una vez aprendida la técnica se me ocurren un montón de posibilidades. Os dejo mi propuesta.

Número de personas: 6 personas e incluso más

Ingredientes:

– 650 gramos de sorbete de limón
– 400 gramos de granizado de sandía al ron
– 200 gramos de helado de vainilla

Elaboración de la bomba: Envolvemos el interior de un bol de 20 cm. con papel film, dejamos que sobresalga bien el papel, así podremos desmoldarlo fácilmente. Ponemos una capa de sorbete de limón, pegándolo bien a las paredes y dándole la forma del cuenco. Esta operación se hace con facilidad cuando el sorbete lleva unos cinco minutos fuera del congelador. Tapamos el bol y lo llevamos al congelador durante media hora, aproximadamente, para que se vuelva a poner duro el sorbete.

Para la segunda capa, elegimos un granizado de sandía, hecho en casa, y que me encantó. Pegamos bien contra la capa del sorbete de limón. Para darle forma a esta capa, me ayude de otro bol que tengo de 12 cm. En este caso, lo forre por el exterior con papel film y lo encaje sobre el granizado de sandía, para darle la forma deseada. Lo llevamos al congelador de nuevo, con el segundo bol y todo. Ya empieza a pesar un poco. Con media hora de frío bastará.

Por fin, la tercera capa, la más fácil de hacer. Con un helado cremoso de vainilla rellenamos el hueco dejado por el bol de 12 cm. al retirarlo. De nuevo al congelador, hasta el momento de la degustación.

Presentación del plato: Cuando vayamos a servirlo, volcamos el bol sobre un plato grande. Dejamos que transcurra un par de minutos (estamos en verano) y comenzamos a tirar del papel film para separar el bol del helado. Se consigue con facilidad. Una vez despegado el bol, podemos retirar el papel con facilidad. Llevamos a la mesa y cada uno que se sirva a su gusto.

Un consejo para que la bomba os salga bien: Presionad bien las capas para que no queden agujeros sino al cortarla parecerá que unos ratoncitos han hecho una visita a nuestro postre.

¿Os gusta mi propuesta? Bueno, pues hoy podréis encontrar muchas más bombas heladas en la red. En el blog Desafío en la cocina, podéis ver las propuestas de mis compañeros