Archivo de la etiqueta: vinagre de vino

Patatas con berros

La semana pasada, el viernes, mi madre nos sorprendió con este delicioso guiso de patatas con berros. Al no ser muy común en nuestra mesa, apenas una o dos veces al año, aún está más bueno.

Los berros es una planta que crece en zonas muy húmedas, casi barrizales, cercanos a arroyos. Por esto cuando los consumimos es en invierno. Son muy parecidos a los canónigos pero su sabor es más fuerte, un poco picante y dulzón. Estos sabores llenan este guiso, ya sabemos que la patata es muy agradecida absorbiendo los sabores de otros ingredientes.

En algunas zonas, su consumo es en ensaladas. Pero, esta es la forma en que nosotros siempre lo hemos tomado, como plato típico en mi casa desde la infancia.

La receta se la he tomado prestada a mi madre, que ha sido la cocinera en esta ocasión. Ella la cede generosamente pero reivindica la autoría. Yo, el viernes pasado, estaba haciendo las empanadillas de calabaza y queso.

Patatas con berros

Sigue leyendo

Champiñones en vinagre

Hace unos días, leí esta receta en el blog Cocinandótelo de Lore, me llamó mucho la atención y además tenía una bandeja de champiñones en frigorífico lista para consumir. Fue leerlo y ponerme manos a la obra.

Es una forma de preparar los champiñones en conserva y tenerlos listo para cuando los quieras consumir. Os digo como he estado tomándolos yo: como aperitivo mientras cocino, para incorporarlos a un bocata, en una pizza (que me supo a gloria). Todavía me quedan de la primera tanda pero ya estoy pensando en preparar la segunda.

 

Sigue leyendo

Gazpacho

Después de ver este memorable fragmento de la película «Mujeres al borde de un ataque de nervios» (son 22 segundos, merece la pena que lo veas) de Pedro Almodóvar ya sabéis donde está el secreto del gazpacho. El secreto está «en mezclarlo bien».

Una frase que encierra la polémica en estos tiempos de Thermomix. ¿Cómo nos gusta más el gazpacho? ¿Cómo una sopa fina? ¿O con las pepitas y la piel del tomate y del pimiento? ¿Bien ligado al estilo Thermomix? Tampoco nos hemos olvidado de los orígenes del gazpacho: el gazpacho «majao», donde todos los ingredientes se pican en trozos pequeños y después se mezclan con el mazo del mortero.

Para mi el secreto no está en como se mezclan los ingredientes, ya que me gusta de todas las formas. El secreto está en el tomate, por esto, el verano es la época ideal para tomar un buen gazpacho, justo en la época que tienen todo su sabor. Este verano hemos podido disfrutar (demasiado, demasiado) de unos maravillosos tomates de huerta, dulces y carnosos, regalo de varios de mis tíos que tienen la huerta como hobby-obligación.

Hablando de huerto. Ya he dado mis primeros pasos para hacer un huerto urbano. Modestos pero con mucha ilusión. He estado buscando información por Internet, charlando con amigos y familiares y he comprado semillas y semilleros. Las primeras ya están sembradas: espinacas, rabanitos y lechugas.

Ya sé que no es el mejor momento para el huerto, pero para mí si que lo es porque ahora empieza el momento del año en que mis días son más organizados y creo que la rutina le vendrá bien a mis plantitas. Ya os iré contando mis progresos (y fracasos). ¡Familia no me abandonéis y seguid obsequiándome con vuestras maravillosas verduras!

Vamos con la receta del gazpacho, con la tradicional. Esta maravillosa sopa fría ha tenido su evolución como muchos platos de nuestra gastronomía, en mi familia se ha aligerado para hacerla menos calórica y muchas veces eliminamos el pan o lo sustituimos por alguna fruta, como una manzana, por ejemplo. Pero hoy he hecho la receta tradicional para participar en el concurso de recetas tradicionales del blog «Cosicas dulces y … algunas saladas», que para celebrar su primer aniversario está de sorteo.


Número de personas: 4 personas

Ingredientes:

– 1,5 kg. de tomates.
– 70 gr. de pan «duro» (como dice Carmen Maura)
– 250 ml de agua
– 1 pimiento verde italiano
– 1/2 pimiento rojo
– 1/2 pepino
– 1 diente de ajo
– Aceite de oliva virgen extra al gusto
– Vinagre de vino al gusto
– Sal al gusto

Preparación del plato: En el vaso de la batidora (si es grande, si no en un bol grande y estrecho) ponemos el pan en remojo con el agua. Lavamos las verduras, pelamos el pepino y los troceamos añadiéndolas al pan. Pelamos y picamos el diente de ajo. Añadimos sal, vinagre y aceite de oliva.

Las medidas que utilizo para el aliño es como si aliñase una ensalada. En mi caso, cortito de sal y vinagre y generoso en aceite de oliva. Lo mejor es cada uno lo haga a su gusto.

Batimos bien todos los ingredientes con la batidora, pasamos la sopa por el pasapuré para eliminar la piel de las verduras y nos la llevamos al frigorífico para tomar bien fría.

Presentación del plato: A mi me gusta servirlo en un bol y tomar con cuchara, como un primer plato en el almuerzo. No suelo tomarlo en la cena y tampoco beberlo de un vaso. Manías.

Por último, una adivinanza o mejor el juego de las diferencias. ¿Qué diferencia hay entre la receta qué propone Carmen Maura en «Mujeres al borde de un ataque de nervios» y la mía? Ella nombra un ingrediente que yo NUNCA le pongo al gazpacho.